3 may. 2010

THE NAVY ISSUE

El azul navy ha sido siempre un clásico de todas las generaciones, un tono que a veces es confundido con negro por su oscura tonalidad y admite multiples combinaciones tanto como el negro.
Totalmente apegado a lo que es la marina, este color vuelve a estar en las calles timidamente y con nuevas normas de uso.



Para los hombres, la aplicación está en los clásicos blazers, coats y en sweaters o cardigans con marcada reminiscencia marina.



Las combinaciones se vieron con cardigans en tonos clásicos y jeans para rejuvenecerlo.
Los colores que lo acompañan mejor son el gris, el camel y porque no el blanco en esta temporada en la que todo vuelve y todo vale.




Para ellas la propuesta se vio principalmente en coats con formas diversas y una vez más reminiscencias marinas y en accesorios que aportan un toque de color en un outfit cargado de colores básicos en un wardrobe de prendas que no pasan de moda.
Las combinaciones fueron también con camel, gris, y blanco y esta vez se lleva también con negro en los ya asentados leggins.
La campera en denim juega a ser cardigan bajo coats de mangas tres cuartos y las rayas acompañan a la perfección el styling.
Los pantalones anchos y de tiro alto empiezan a asomar como un must de las próximas temporadas.




Los accesorios como foulards y bufandas tejidas completaron looks.
El navy se vio en tonos más claros, en accesorios como sobres y sandalias que junto a medias negras opacas salieron a combatir el frío con mucha onda.
Un color que está presente en todos nuestros wardrobes, en prendas que nunca están fuera de época, solo que esta vez, el navy y el negro juntos están permitidos.




Fotos: Sartorialist, Tommy Ton, Stockholm streetstyle.