10 jul. 2010

RUNWAY- BOTTEGA VENETA SS11

En Milán, Tomas Maier presentó la nueva colección spring summer 2011 de BOTTEGA VENETA en un show plagado de modelos argentinos reconocidos en el exterior.
El desfile se presento lleno de hombres con looks reos, muy masculinos y viriles, muy al contrario del resto de las pasarelas en donde se presenta a un hombre aniñado, extremadamente flaco y sin formas.
Los looks generales apuntaron al street wear, ropa casual, llena de detalles.
La inspiración vino de la mano de la vestimenta propia del ejercito y la marina, así como también del hombre explorador y selvático.
Los colores fueron los clásicos blanco y negro, gama de marrones, grises y verdes, y como novedad azul oscuro que no llega a ser navy, un color fresco, elegante y cool.
Veamos las propuestas presentadas en detalle.




Los shorts y remeras desbocadas y con recortes fueron una constante en la colección junto a sandalias de cuero y suela, las remeras arremangadas, así como las bermudas, fueron también constantes, looks muy casuales y adaptables. El desbocado de las remeras, un detalle muy cool.



Las remeras con estampados de efecto óptico fueron otro ítem cool, se presentaron tanto con shorts cortísimos de cuero y con pantalones amplios, el detalle se ve en los bolsos que siguen siendo tendencia para los hombres y las sandalias con medias, un detalle que veo muy poco sentador y para nada usable.



Los chalecos, que fueron una prenda clave en las colecciones de invierno, se reinventan en versiones deportivas y a modo de abrigo.



Las camperas deportivas en versiones impermeables y de cuero soft se vieron en colores vibrantes y super brillantes, el corte lo dan los pantalones y shorts en colores neutros y opacos que les bajan el brillo.



Los clásicos trenchs estuvieron presentes combinados con pantalones amplios al tono y remeras desbocadas y amplias a contratono.




El infaltable traje tuvo sus variaciones también, las versiones fueron desde impecable sastrería con blazers cruzados, pasando por versiones desestructuradas de pantalones amplios y sacos sport, prolijos recortes geometricos, hasta llegar a un traje veraniego de blazer y bermuda haciendo juego, la informalidad la aplicaron las sandalias tan presentes en la colección como detalle veraniego.




Los looks monocromáticos fueron un acierto, la novedad estuvo en los recortes asimétricos, la combinación de prendas de sastrería con prendas más casuales y la ausencia de negro.



Los swimsuits se presentaron mínimos y minimalistas en cuanto a detalles, solo para físicos privilegiados y esbeltos, se vieron con sandalias y medias... un look para nada sentador, no todas las tendencias son buenas a seguir, esta es una de esas que NO hay que adoptar.




Los outfits en completo y purísimo blanco no podían faltar como consigna veraniega, el detalle cool fueron los pequeños toques de negro en las prendas y las sneakers por encima de los pantalones y bermudas, los cortes y apliques en las distintas prendas hicieron de estos, looks super interesantes.

Una propuesta completa en cuanto a variedad de prendas, cortes y colores, en donde las opciones fueron aptas para la mayoría de los diferentes cuerpos y gustos masculinos, aciertos en la mayoría de los outfits y desaciertos en pequeños detalles que probablemente no se adopten en el street wear.