23 jul. 2010

RUNWAY - LANVIN SS11

Pensada para el hombre moderno, la pasarela de LANVIN se vio oscura para la temporada de verano.
Reinaron las texturas entramadas y telas de apariencia pesada que se quedaron solo con eso, la apariencia, ya que eran sumamente livianas.
La imagen del lujo no estuvo presente en cuanto a colección sino en cuanto a los conjuntos de gran interés y diversidad.
La colección fue difícil de desentrañar, ecléctica sin embargo y con un extraño atractivo en nuevas formas y moldes.
Las joyas y accesorios dejan de ser exclusivamente femeninas para subir a esta pasarela en formatos grandes y retro.
Un runway interesante para ver y destacar los mejores trends a seguir.





Los trajes fueron los que mas mutaciones tuvieron, una nueva formalidad desestructurada se presento en múltiples opciones para todos los gustos, desde pantalones a los tobillos, pasando por otros skinny hasta llegar a amplios y largos pantalones pinzados.
Los blazers se presentan cruzados, y con apliques a contratono, así como también una versión que a mi gusto fue la más cool, de mangas cortas, sin cuello y combinada con amplios pantalones grises.



Los coats, en distintos largos, se presentaron levemente cruzados, de lineas netas y con sastrería perfecta, se presentan hasta como trajes, combinados con skinny pants al tono o pantalones amplios y coats talle xl.
Accesorios como grandes collares, sobres y sandalias acompañan estos looks.



Una novedad fueron los coats sin mangas, en alusión a climas cálidos como un abrigo veraniego que no dejo de lado la oscuridad de la colección.



Las jackets se presentan con cierre frontal y bicolores junto con amplios pantalones pinzados y sobres.
En otra propuesta un jacket cruzado y gastado con skinny pants de textura rayada y botinetas.



Los nuevos trenchs se presentaron en looks monocromaticos opuestos, desde uno completamente negro hasta uno completamente nude, con pantalones que simulaban ropa interior larga y elásticos en la cintura, se presentaron puros de lineas con amplios cuellos que se desarman para hacerse capuchas.



Los sweaters pasaron casi como tshirts de tejidos tan finos que se transparentaron, pegadas al cuerpo y con detalles de cuellos amplios que se llevan hasta los hombros, cinturas marcadas y cuellos profundos con mangas ranglan simulando una capa corta.



Las rayas fueron una constante en la colección, desde pantalones, pasando por camisas, chalecos, y sweaters sin mangas, las texturas las hicieron más interesantes y renovadas.



Las bermudas no podían faltar en una colección veraniega y se presentaron ajustadas, sastreras y casi llegando a las rodillas, simulando calzas que se vieron con sweaters como cardigans y chalecos rayados y las infaltables sandalias.



El azul no falto en esta colección como lo viene haciendo en el resto de las pasarelas, se presento tanto en navy como en un tono mas claro que no llegaba al azul Francia ni al celeste, totalmente veraniego y combinado con marrón y sandalias, uno de los accesorios más destacados en esta pasarela.