11 sep. 2010

RUNWAY - DSQUARED2 SS11

En Milán se presento la colección masculina de la casa DSQUARED2, con la genialidad que identifica a los diseñadores, la colección estuvo llena de propuestas, llena de colores, alegría y prendas frescas y fáciles de llevar.
Para este verano, la propuesta es mas sofisticada y seria que las anteriores sin dejar de divertirse con detalles de colores y combinaciones inesperadas.




Los jeans fueron una gran apuesta de la temporada, el tiro deja de ser bajo y pasa a tener una altura media, evocando los 50's y 60's con lavados claros e intermedios de azul y con jeans índigo bien oscuros en donde vuelve la raya marcada al frente creando un efecto de piernas más largas.



El hombre urbano elige prendas sofisticadas y de colores claros para el día, se destaca el color manteca, el beige y el navy en blazers de corte impecable y pantalones sin pinzas que forman looks desestructurados pero netamente elegantes.



La dupla navy-blanco toma fuerza en esta colección como anticipo de lo que vendrá el próximo invierno, el azul en sus distintas tonalidades admite combinaciones infinitas, mezclandose con blanco, beige y rojo creando looks frescos y armoniosos.



Como vimos en el lookbook de BALENCIAGA, el amarillo irrumpe en las distintas colecciones masculinas, en distintos tonos, desde uno cremoso hasta uno más cítrico, se mezcla con celeste, navy y blanco para ubicarlo solo como un toque de color.



El color salmón se presento como novedad, en telas satinadas, tanto en blazers, como pantalones y hasta shorts, la propuesta es combinarlo con azules para crear un contratono fresco y veraniego.



El color se vio también en los shorts, pinzados, planos y estructurados o desestructurados y deportivos, la apuesta fue clara a la hora de mezclar los colores, celeste, denim oscuro, verde y salmón claro se mezclan inesperadamente creando outfits perfectos para una tarde veraniega.



Los denim shorts también se mostraron mezclados con colores vibrantes en pequeñas dosis, una dupla genial y apta para todo el día.




Los swimsuits no podían estar ausentes en una colección primavera-verano y las propuestas fueron variadas, desde shorts en colores planos, pasando por estampados, colores vibrantes y satinados hasta llegar a speedos rayados de mínimas dimensiones.



Para la noche el denim fue una apuesta segura y sofisticada, en colores planos y sin lavados, los detalles estuvieron puestos en las camisas de telas vaporosas y estampadas y los blazers de cuero gastado.



Para noches mas serias, los equipos fueron desde impecables camisas con pantalones de pierna ancha, pasando por denim índigo con blazers cruzados en navy hasta llegar a impecables tuxedos entallados con perfecta sastrería.



Para ellas, los diseñadores presentaron tres propuestas de lo que sera parte de la colección femenina, vestidos de noche y looks diarios de pantalones de tiro alto y blusas de gasa que estilizan la figura, los accesorios grandes y en dorado (si, el dorado vuelve con todo) completaron los diferentes outfits.
Personalmente, la colección me pareció impecable y llena de sorpresas a la hora de las combinaciones de colores, perfecta para armar un completo wardrobe veraniego y no fallar en ninguna ocasión.