17 sep. 2010

THE SHORTS ISSUE

A medida que los días se ponen más calurosos y soleados, la ropa va mutando sus largos, sus telas pesadas se cambian por otras más livianas, y el wardrobe se renueva para dar paso a la colección primavera/verano en donde la piel es la protagonista indiscutida.
Como en todos los veranos, los shorts son la prenda más cómoda y adecuada para llevar, y esta temporada se vienen con todo, obviamente las versiones varían de otras temporadas, pero son practicamente ilimitadas y hay para todos los gustos.
Para los hombres la apuesta viene cargada de variedad, y para las mujeres se adapta a todo tipo de cuerpos y estilos.




El short de denim es el fetiche de la temporada, en distintos largos, con distintos lavados y por sobre todo deshilachados.

La idea es tomar esos viejos jeans que ya no usamos por alguna razón desconocida, y cortarlos sin más a la altura deseada, creando un efecto de prolija desprolijidad.
El largo es variable según el gusto, pero lo más adecuado en el varón es que llegue casi a las rodillas o a lo sumo, 10 centímetros antes de ellas, NO MAS.



Las clásicas bermudas de colores pasan a acortarse y ajustarse (solo para aquellos que pueden!!) un efecto muy cool es usarlas con prendas mas loose por encima como remeras y camisas un talle mas grande, creando un efecto fresco y joven.



Las clásicas con pinzas y más amplias de piernas, también se renuevan.
Para los más osados, vienen de tiro alto para marcar cinturas pequeñas y disimular las caderas.
La versión de tiro bajo también es valida, siempre y cuando no supere el largo de las rodillas.



Para los más osados y fashionistas, las opciones se acortan, y pasan a ser casi boxer briefs, con estampados geométricos y en telas más livianas, forman parte de outfits más jugados, pero de impronta super cool.



Para ellas, el denim tiene varias opciones, una de ellas, es el loose fit, en donde quedan sueltos y cómodos, el tiro es medio y el largo es por debajo de los muslos.
La combinación más cool es llevarlos bien rotos junto con camisas o remeras en colores claros y super prolijas para crear un contraste armonioso y proporcionado.



La versión más corta y ajustada es solo aplicable para las que tienen piernas largas, la formula cool dicta llevarlos con prendas amplias por encima para crear un efecto sexy que mezcla lo femenino con lo masculino.



Los shorts negros son un básico que sigue diciendo presente, para esta temporada, se acortan aun más, y se llevan con prendas super amplias, como remerones por afuera o bien camisas amplias de telas livianas.



Para las mas glamorosas, las versiones de cuero negro son ideales, la forma de llevarlos cambia las sandalias bajas por tacos altos y colores neutros en telas livianas que los acompañan a la perfección.



Los clásicos de colores pasteles salen de vuelta a las calles, en tiro mas alto, de piernas mas amplias y con un aire vintage.
Para llevarlos con onda, lo mejor es armarlos con prendas al tono y superponer prendas finales en tonos opuestos que impacten, creando outfits renovados y femeninos.



Para las fanáticas de lo vintage, los de tiro alto con aires ochentosos son una opción más que valida.
Marcando la cintura y aun más cortos que el resto, el efecto se disimula por el alto del tiro, ideales para usarlos con cintos y prendas amplias por encima.



Y por supuesto, para aquellas que todavía no quieren mostrar las piernas, la opción shorts + black tights esta más que in, siempre cuidando que el resto de las prendas formen un outfit moderno y tengan que ver con el concepto general de lo que se quiere transmitir.

Las opciones son super variadas e ilimitadas para todos, es cuestión de animarse a romper esos viejos jeans que tenemos archivados y ponerle actitud para empezar la primavera con todo.


Fotos: Sartorialist, Stockholmstreetstyle, Tommy Ton.