27 abr. 2010

THE NEW LEADERS (pt. 4, end)

RAF SIMONS - JIL SANDER


Este belga perfeccionista, de 42 años de edad, revolucionó JIL SANDER en su primera colección, pidiendo a los sastres que diseñaran vestidos, y a quienes diseñaban vestidos, que cambiaran por sastrería, logrando así, vestidos que se ajustaban perfectamente con cortes asimétricos y escotes increíbles.
Raf, director creativo de la marca desde 2005, utilizó estos vestidos en su colección pre-verano 2006 haciendo de ellos un éxito, sin perder la austeridad que caracteriza a la marca pero imprimiendo su propio estilo innovador.
EL diseñador belga es el encargado no solo de la colección femenina, sino también de la masculina, los zapatos y accesorios de la firma.
Nacido en un pueblo llamado Neerpelt, estudió diseño industrial y de muebles en el Antwerp Royal Academy y se graduó en 1991.
Apasionado del diseño en general, su primer acercamiento a la moda lo hizo de la mano de otro diseñador belga, Walter Van Beirendonck, quien se entusiasmo con su carrera de diseño industrial y le encargo objetos para presentar su colección en París.
Poco después de este desfile que logro sacarle lágrimas de emoción, diseñó su primer linea para hombres, así, en 1996, lanzo su propia marca homónima.
En 1999, creo para Ruffo Research las colecciones primavera-verano 1999 y otoño-invierno 2000.
Su marca ganó el primer premio del Swiss Textiles Award en 2003 y en junio de 2005 lanzó su nueva linea, RAF by RAF SIMONS, un mes después fue convocado para ser director creativo de JIL SANDER.
Actualmente vive en Amberes, Bélgica en donde trabaja para la firma inglesa, para su propia marca y para FRED PERRY.
Por casualidad hace poco conoció a Jil Sander, la creadora de la marca, ahora parte del grupo japones Onward, y tuvo una breve charla en donde entendió todo el aporte que ella había hecho por la marca y le agradeció poder estar donde está ahora.

PHOEBE PHILO - CELINE


A sus 36 años, su marido la increpó cuando salia una mañana de su casa vestida con un jean azul pálido, una camisa gris y un cashmere camel, diciéndole que parecía disfrazada.
Sin embargo, ella presento este look en la colección pre-verano 2009, su primera colección para CELINE, y resulto ser todo un éxito.
Phoebe nació en París, a los dos años su familia se mudó a Inglaterra, más precisamente a Harrow, una ciudad en las afueras de Londres en donde ella creció.
A temprana edad, comenzó cosiendo ropa en la máquina de coser de su mamá, luego estudió diseño de moda en el Central Saint Martin's College de Londres, en donde hizo amistad con Stella McCartney.
Cuando la hija del ex Beatle fue convocada por CHLOE, le pregunto a su amiga si la acompañaría, y en 2001 cuando Stella decidió independizarse, Phoebe ocupó su lugar en la marca.
Un año después, la diseñadora se casó con el artista londinense Max Wigram.
Desde 2001 hasta 2006, la diseñadora logro en CHLOE que la ropa romántica no cayera en lo cursi, que volvieran los pantalones anchos y de tiro alto que habían sido condenados en el pasado y les sumo grandes bolsos con candados y zapatos de taco ancho.
Se la pasaba viajando, una semana en París y los fines de semana en Londres, pero al nacer su primer hija, no pudo continuar con este ritmo y tuvo que dejar CHLOE.
En los tres años siguientes en que estuvo apartada del mundo fashion, nació su segundo hijo y se dedico de lleno a su familia.
Hasta que Bernhard Arnault, dueño del grupo LVMH, impresionado con su labor para CHLOE, la llamo para reemplazar a la croata Ivana Omazic quien desde 2005 se ocupaba de la marca CELINE.
Philo aceptó bajo la condición de seguir viviendo en Londres y viajar solo dos días al mes a París con alojamiento en el Ritz.
Hoy CELINE se está convirtiendo en una de las marcas más grandes en el grupo LVMH con el minimalismo moderno que le imprime la diseñadora, con básicos como camisas blancas y coats en camel, su formula para el éxito.


FRIDA GIANNINI - GUCCI


Esta diseñadora, nacida en 1972, sin dudas lleva la pasión por el diseño y la moda en la sangre.
Desde pequeña, en la tienda de ropa de su abuela en Roma, se dedicaba a dibujar vestidos y zapatos.
Sus padres, un arquitecto y una profesora de Historia del Arte, la alentaron en su carrera hasta que ella, hija única, se inscribió en la Academia de Moda de Roma.
La joven demostró rápidamente que tenia todo lo necesario y fue por eso que FENDI la convocó, fue gracias a ella que el bolso Baguette de la firma se convirtió en el icono de la marca.
Con esta proeza en su haber, el diseñador top de GUCCI, Tom Ford, le ofreció unirse a la marca y fue así que en 2002, Frida comenzó una carrera que hasta hoy parece no tener fin.
Primero se inició con los accesorios y luego fue escalando en posiciones que quedaban vacantes como las de John Ray, Alessandra Facchinetti y el mismísimo Tom Ford.
Su primera colección femenina fue la de primavera-verano 2006, en ese mismo momento tomaba el mando de la colección masculina también.
Su talento no paso inadvertido y en 2009 recibió el premio Designer International of the Year que entrega el grupo japonés Fashion Editor's Club.
Todos aplauden su capacidad para captar tendencias y crear accesorios IT,así creció tanto su reputación que ya es considerada la nueva Tom Ford en GUCCI.