24 sep. 2010

RUNWAY - VIKTOR & ROLF SS11

La genial dupla presenta su propuesta para esta temporada de una manera poco convencional, a lo cual ya nos tienen acostumbrados.
El desfile empezó con una banda en vivo, lookeados a lo V&R que siguió durante todas las pasadas creando una atmósfera jovial y entretenida.
Las propuestas fueron concretas y los detalles fueron acertados e innovadores manteniendo la estética que los caracteriza.
Un repaso general de lo que se vio, a continuación.




El color nude, llevado a tonos entre beige y hueso, forma parte importante de la colección.
Fue desde prendas informales como sweaters con irónicas estampas, pasando por shorts hasta llegar a trajes de impecable sastrería.
Combinado con tonos claros como blanco y camel, la idea fue mantener outfits monocromáticos en donde los pequeños detalles marcaron la diferencia.



Intensificando el color de a poco, el nude dio paso a prendas beige, camel y de tonos tierra.
Para un hombre que pasa desde una estética safari a uno urbano y minimalista, una vez más predominan looks practicamente monocromáticos y llenos de detalles en materiales nobles y lujosos.



El azul navy fue otro de los colores elegidos para el verano, combinando distintos tonos del mismo con diferentes grises.
En pasadas informales se lo vio en bermudas y remeras sobrepuestas a camisas y en pasadas formales, en camisas combinadas con increíbles zapatos en azul eléctrico dando la nota de ironía.




Pequeños detalles como el bordeado de solapas y bolsillos a contratono dan idea de prendas vintage y western con renovado minimalismo.



Los pantalones renuevan su corte, y mas allá de que los skinny siguen presentes, la novedad se pone en pantalones amplios en la zona de los muslos que luego se achican en la zona de los tobillos, creando una silueta desestructurada y con movimiento.



Un detalle super cool que se repitió a lo largo de las pasadas fue la transformación de los blazers en trenchs mediante los cintos al tono que marcaron la cintura y alargaron la figura de un modo cool y masculino desestructurando las prendas.



Hubo poco estampado dentro de la propuesta, pero el escoces dijo presente, armando equipos super interesantes y combinados a más no poder.



Para el día, las propuestas informales fueron sofisticadas, modernas y muy cool, se vieron remeras que simulaban cardigans, blazers con jeans de tiro medio-alto y la superposición de remeras manga corta sobre camisas entalladas.
El detalle de los cintos de trench se repite sobre los jeans dándoles un toque joven y desfachatado.



Una vez más, las bermudas y los shorts se apoderaron de la pasarela.
Esta vez, el dream team las presento en cortes sastreros, por encima de las rodillas y llevadas con blazers y sneakers en la versión de un traje de verano moderno.




La genial dupla al finalizar el show, lookeados con los anteojos que ya son su sello.

Fotos: Marcio Madeira/First View