24 abr. 2010

THE NEW LEADERS ISSUE (pt.1)

Lideres, son aquellos que se destacan por sobre el resto por tener cualidades que los hacen únicos: poder reorganizar, crear, agrupar, y por sobre todo, tener visión a futuro.
En el mundo fashion, los nuevos lideres, son los diseñadores de las casas mas antiguas y prestigiosas de moda y lujo a nivel mundial.
Ellos son los que dictan las tendencias que se van a seguir año a año, temporada tras temporada, y por sobre todo, son aquellos que lograron revivir marcas que habían visto mejores épocas, épocas de gloria, y que con la globalización y la tendencia a diferenciarse con diseños independientes se habían quedado atrás.
Conozcamos un poco más a aquellos que definen nuestros wardrobes incansablemente.

ALBER ELBAZ - LANVIN



La casa LANVIN fue fundada en 1889 por Jeanne Lanvin, con el pasar de los años nadie había podido devolverle el glamour perdido a esta marca cuya especialidad habían sido los sombreros, el robe de style y el "azul Lanvin".
Pero en octubre de 2001, un marroquí nacido en Casablanca, de nombre Alber Elbaz (48), tomo el mando de la dirección creativa de la misma.
Alber, de familia judía, había estudiado diseño en el Shenkar College of Engineering and Design en Ramat Gan, ciudad que se encuentra cerca de Tel Aviv.
Luego se mudó a los Estados Unidos para continuar con su carrera en donde por siete años trabajó para la marca GEOFFREY BEENE.
En 1997 trabajó para GUY LAROCHE y un año después fue convocado para YVES SAINT LAURENT hasta que fue destituido por Tom Ford.
A partir de esto, fue contratado por KRIZIA en Italia, hasta que el magnate taiwanés Shaw Lan Wang, dueño de LANVIN, lo convocó para reorganizar su marca.
Alber, que está en pareja con el director de marketing de la marca, logro lo que otros no habían podido, reposicionarla a nivel mundial mostrando vestidos rectos y de cortes asimétricos con plisados y túnicas, poniendo al descubierto su gusto por lo femenino, delicado y elegante y llevando a LANVIN a una nueva era de lujo bajo un esquema de simplicidad.


CHRISTOPHER BAILEY - BURBERRY




Nacido en 1971, este londinense estudió en el Royal College of Art, graduándose con un master en moda en 1991.
Un día, visitando la universidad en busca de nuevos talentos, Donna Karan vio sus diseños y le propuso trabajar para su empresa en New York.
Desde 1994 hasta 1996 Christopher fue parte de su equipo hasta que el mismísimo Tom Ford lo telefoneó para proponerlo como diseñador senior de la colección femenina de GUCCI, fue así que Bailey estuvo en ese cargo durante seis años.
A los 29 años, este diseñador que había empezado a trabajar desde muy joven, dejó la marca, sin un rumbo fijo, y dos meses después, en 2001, fue convocado de BURBERRY para reemplazar a Roberto Menichetti.
Bailey fue el responsable del cambio radical que se impuso en la marca, desde el mítico trench y su clásico escocés, hasta el diseño de los locales y la imagen corporativa haciendo de esta, una de las marcas más rentables del mundo de lujo.
Fue galardonado en 2003 con el Honorary Fellowship y en 2007 y 2008 fue premiado como el diseñador de ropa masculina por el British Fashion Awards.
Su exito fue también reconocido en BURBERRY en donde desde hace un año ocupa el puesto de ejecutivo creativo de la marca y todas sus lineas.

TOMAS MAIER - BOTTEGA VENETA


Tomas Maier, de 53 años, no es ningún fanático de Milan, por eso viaja diez veces al año a la ciudad de la moda, en donde se aloja en un hotel cinco estrellas y diseña toda la colección. Al finalizar cada presentación, se sube a un jet privado que lo lleva a su casa en Palm Beach, Florida en donde vive junto a su pareja desde hace 20 años y sus dos chihuahuas.
Cuando fue convocado para BOTTEGA VENETA, la marca que se caracteriza por sus famosos bolsos, la misma estaba en rojo.

En muy poco tiempo, Maier logro reposicionarla en el mercado con ganancias que en 2007 sumaron 130 millones de dolares.
Así, este diseñador convirtió a los accesorios de la marca en objetos de culto y lujo sin perder la sofisticación y lo artesanal de la casa.

Tomas, nacido en 1957 en la ciudad de Pforzheim en Alemania, heredó de su padre arquitecto, el amor por el orden y la precisión.
Trabajó durante nueve años para la colección femenina de HERMES donde aprendió la pasión y la paciencia por las cosas y luego para SONIA RYKIEL.
Maier se formo en la Chambre Syndicale de la Haute Couture de París y dejo como legado el bolso trenzado de piel y cuero con aspecto de rafia llamado CABAT.
El diseñador apuesta a un lujo sin estridencias en donde el logotipo no es visible, pero si la calidad y el amor por lo artesanal en sus diseños.

STEFANO PILATI - YVES SAINT LAURENT



Este italiano, inquieto, alegre y lleno de dudas a nivel profesional es un creativo nato.
Desde 2004 es la cara visible de YSL como director creativo de la famosísima marca francesa.
Tanto Catherine Deneuve, (musa del mismisimo Yves) como la comunidad fashion, definen a Pilati como el diseñador más provocativo y complejo del sigo XXI.
Nacido en Milán en los '60, luego de haber trabajado en una empresa textil, se unió a NINO CERRUTI, más tarde colaboró con GIORGIO ARMANI, en 1995 trabajo para PRADA en la linea MIU-MIU.
Pero todo cambió en 2001 en donde su carrera ascendente lo llevó a donde está ahora, tentando por el mismísimo Tom Ford, el italiano se mudó a París para crear en YSL (propiedad de GUCCI, marca que es manejada por el grupo PPR).
Cuando Tom se fue, el puesto quedó para Stefano, con la difícil tarea de devolverle a la griffe francesa la sofisticación clásica de la marca.
Al principio sus creaciones no fueron las más acertadas puesto que se sentía intimidado por el antiguo modisto quien ya había "hecho todo".
En 2005 diseñó la cartera MUSE que fue un best seller y pronto le siguió la también exitosísima MUSE TWO, en 2008 sus botas fueron objeto de culto y lanzó además EDITION 24, una linea de ropa crucero con precios más accesibles.
Pero fue en 2010 cuando el diseñador logró finalmente posicionarse como un creativo de culto cuando adaptó las piezas más emblemáticas de YSL, como la pollera tubo, las blusas sin mangas, las camperas de cuero y el eterno smoking, y los adapto al uso cotidiano sin perder la escencia de la marca.
En los últimos años, este visionario también apostó a renovar los perfumes y cosméticos, tal es el caso del famosísimo OPIUM que fue relanzado y posicionado en el mercado global.
Además, amplió la colección con accesorios como zapatos, anteojos y joyeria, haciendo de estos, objetos de deseo.
El fue quien reinventó la mítica boutique de la griffe en París haciendo renacer este "tesoro nacional francés".

Continuara...